Seleccionar página

He conseguido más tranquilidad pero menos descanso.

¿Y qué pasa con el reto? ¡Vale vale! Hoy he escrito dos entradas porque eran dos temas bastante distintos. Si no te interesa saber cómo he acondicionado mi trabajo para conseguir más tiempo sin perder prácticamente ingresos y así poder dedicarme al proyecto del reto, pasa directamente a la siguiente entrada.

Han pasado dos semanas desde que comencé este proyecto de búsqueda. Necesitaba crear mi trabajo tal cual pensaba que debería ser, así que me puse manos a la obra. Primero cuento lo bueno y después lo malo, que no me lo guardo.

Lo primero para comenzar con mi idea era liberar los procesos de mi trabajo lo máximo posible. Soy una sola persona y necesito simplificar y/o automatizar todo lo posible para ser eficiente y sacar productividad del tiempo que le dedique, para así tener tiempo para el proyecto del reto sin quitarme todas las horas del día.

  1. Nada de horarios. Programo cuando estoy inspirado. Trabajo por objetivos y lo que importa es ser responsable, para alguien como yo que lo que más le cuesta es desconectar no hay ningún problema. Me gusta mi trabajo así que cuando me pongo no me siento forzado.
  2. Definir quién soy y qué diferencia a mis trabajos. Mostrar los puntos fuertes de trabajar conmigo y a quién le debe interesar. Así sé que tipo de cliente de verdad los valora y a qué personas puedo ayudar con ellos.
  3. Decir “No” a todos esos proyectos que no coinciden con el perfil de cliente al que quiero centrarme. Todo el mundo que quiere una web no es mi cliente.
  4. He terminado todos los proyectos abiertos, forzándome a realizar esas tareas realmente importantes y que siempre vamos dejando alargar por el síndrome del funcionario.
  5. Yo solo emito las facturas, todos los demás temas de contabilidad los lleva un asesor al que le pago con gusto. Es una gran cantidad de tiempo y problemas resueltos.
  6. Aunque pueda atender a varios, solo realizo un proyecto al mismo tiempo. Elimino las distracciones y errores por llevar varios proyectos abiertos y el tiempo que cuesta retomar un proyecto y ver por donde te quedaste la última vez que hiciste algo. Si el cliente de verdad quiere hacer la web conmigo no le importa esperar y que le diga un mes de plazo para empezar.
  7. Al dedicarme de forma exclusiva cada día puedo participar mucho más en la generación de contenidos y en la formación del cliente. El cliente ve más disposición y percibe un mejor trabajo.
Ahora me diferencio del resto de diseñadores, vamos... no hay color

Ahora me diferencio del resto de diseñadores, vamos… no hay color

Resultado: Trabajo más tranquilo, cumplo los plazos, tengo en espera 3 proyectos aceptados y 2 por confirmar. Y todos ellos me gustan y tengo ganas de hacerlos.

También quiero que sepáis que no todo ha sido color de rosa, todo esto ha costado y han sido dos semanas difíciles:

He estado realizando muchos trabajos sin cobrar para clientes que atendía yo en la antigua empresa con tal de no descontentar o afectar a nadie con mi decisión. No tenía por qué hacerlo pero yo soy así.

Estoy soportando que varios familiares o amigos piensen que soy un fracasado, un “niñato” inconformista que desestima “la maravillosa estabilidad de una empresa”, que un trabajo tiene que ser horrible sino no sería un trabajo, o que soy un mentiroso y que en realidad no me he ido yo sino que me han echado, porque nadie en su sano juicio lo haría….

Tengo miedo y no duermo. Aunque confío en mí y considero que estoy haciendo bien, no se puede evitar. La espera y la importancia del paso no dejan desconectar.

Todo el tiempo que no estás haciendo o pensando cosas parece que estés haciendo mal. Nunca consigo dormir bien, paso las noches dando vueltas, algunas me levanto nervioso por perder tanto tiempo intentando dormir y vuelvo al trabajo.

La noche de este lunes la pasé entera trabajando, también toda la mañana siguiente y por la tarde tuve dos reuniones. No dormí en 29 horas y estuve 15 horas seguidas trabajando, desde la 01:00 hasta las 16:00.

Pienso que es mejor tratar la causa que la consecuencia. Ahora me he liberado de muchas tareas pendientes, tengo mínimo mes y medio de trabajos, ingresos y tiempo así que espero mejorar con eso.

A veces nos puede la necesidad de demostrar a los demás y a nosotros mismos. La necesidad de sentir que vales, porque cuando pasas mucho tiempo, años,  trabajando horas cada día y siempre tienes que mirar si va bien el final de mes, esa sensación va mermando.

Por lo menos, lo que no me deja dormir son los nervios, y no el remordimiento de no intentar cambiar mi vida 🙂

Ahora ya tengo tiempo y estabilidad para comenzar con el reto, el proyecto personal con el que pretendo ir ganando poco a poco y cada vez más ingresos pasivos, con la meta de conseguir 10.000€/mes dentro de un año. ¡Y ya ha comenzado! Si quieres saber cuál es puedes leerlo en la siguiente entrada.

icon-18-128

Suscríbete a mi blog

Unete a mi lista de gente que quiere cambiar su vida porque te enseñaré a enfocar un negocio online y a realizarlo paso a paso.

¡Genial! ¡Te has suscrito perfectamente! Solo tienes que validar tu cuenta de correo con el email que he enviado a tu bandeja de entrada.